Cuando tienes que ir diciendo esta frase ” Soy alérgica al látex ", has comprendido que padeces una enfermedad desconocida y lo poco que se sabe no es nada tranquilizador, para los que la padecemos. Tengo una alergia al látex severa, y sufro las consecuencias de vivir en un mundo lleno de esta sustancia (ropa, zapatos, colchones, gomas…). Es la materia prima de más de 40.000 productos que se utilizan a diario tanto en el medio hospitalario como en la vida cotidiana y tiene un alto poder sensibilizante. El látex o caucho natural es un producto vegetal procesado, que se obtiene a partir del jugo lechoso del árbol Hevea brasiliensis, originario de Brasil. Nadie escapa al contacto diario con esta sustancia, ni desde la primera infancia (chupetes,juguetes, etc.) hasta la edad adulta (guantes de goma, preservativos, gomas adhesivas, pinturas,ruedas de coches,tiritas, fibras elásticas, etc.). Por todo ello, los grupos que estamos afectados por la alergia al látex somos de lo más variado: peluqueras, personal de limpieza, cocineros, amas de casa, niños sometidos a continuas intervenciones quirúrgicas, empleadas del hogar, trabajadores de invernaderos, manipuladores de alimentos, pacientes y principalmente el personal sanitario ( jugando un papel destacado en la aparición de este tipo de alergia la utilización de guantes de goma). En España somos en total más de 800.000 personas alérgicas al látex. La exposición repetida a esta sustancia es el principal factor de riesgo.Si se sospecha esta alergia se debe acudir a un buen especialista.Las personas alérgicas al látex podemos presentar alergia al comer diversas frutas, fundamentalmente castaña, plátano, kiwi y aguacate, fenómeno conocido como reactividad cruzada. Otro problema es que los productos no suelen venir etiquetados diciendo que en su composición interviene el látex. Los síntomas de la alergia al látex pueden ser localizados o generalizados: urticaria, angioedema, rinitis, conjuntivitis, asma y/o shock anafiláctico. Cuando te diagnostican la alergia debes evitar la exposición a dicha sustancia .Dependiendo del grado de sensibilización y de la gravedad , te aconsejan que lleves adrenalina en el bolso, ya que puedes padecer una ANAFILAXIA y una chapa en el cuello avisando de tu alergia. Frases que escuchas a tu alrededor o la incomprensión de las personas de tu entorno, por ejemplo cuando te da un ataque de asma, si alguien a tu alrededor manipula guantes de látex, nos hacen pensar, que tenemos la obligación de informar sobre esta alergia.Se debe avisar siempre antes de cualquier exploración médica, quirúrgica o ingreso hospitalario. Para todos los profesionales sanitarios cuando os llegue un paciente alérgico al látex, poner todas las medidas necesarias para su seguridad: a los sanitarios de UVI móvil con tan alta concentración de partículas de látex en su interior, por favor usar protocolos de atención para alérgicos. Si nos tienen que intervenir de urgencia, que sea en un quirófano exento de látex, sin riesgo para nuestra vida. En muchos hospitales se cuenta con medidas de actuación que permiten sustituir los objetos de látex por otros de distinto material .Una alternativa para los guantes de látex es usar guantes de otros materiales como vinilo, neopreno o nitrilo.La utilización de guantes de látex en manipuladores de alimentos, servicios de limpieza o restaurantes pueden ocasionar reacciones adversas graves en personas alérgicas. La agencia de Seguridad alimentaria ha publicado unas recomendaciones para el "NO USO" del guante de látex en la manipulación de alimentos. Hay una Asociación de Alérgicos al Látex en Madrid,TLF 91-429-50-86.Es importante concienciar a la sociedad de esta alergia desconocida.

Maika Etxarri